11/6/14

La maquinaria represiva española no se detiene

  En la mañana del 10 de junio de 2014 fueron detenidos 10 supuestos militantes de la asociación juvenil Liga Joven y 2 supuestos militantes del sindicato estudiantil Respuesta Estudiantil.

  A las 7 de las mañana se presentaron en sus domicilios y fueron trasladados a las dependencias de la Brigada Provincial de Información, una operación con los tiempos muy medidos, ya que uno de ellos se dirigía a realizar las pruebas de selectividad cuando fue detenido, y otros estaban en periodo de exámenes en la Universidad, como siempre buscando causar el mayor perjuicio posible en los estudios, la familia o el trabajo.

  Se les imputan cinco delitos contra los derechos fundamentales y uno de asociación ilícita, ya que supuestamente irrumpieron en cinco manifestaciones y actos de signo contrario de forma violenta.
Tras prestar declaración ante los agentes de la Brigada de Información, han quedado en libertad con cargos, pendientes de ser citados por el juez que instruya el caso.

  Todo esto viene por una denuncia del Sindicato de Estudiantes, que probablemente por miedo a perder las subvenciones y su monopolio en los institutos y universidades, decidió denunciar a estos grupos, según ha manifestado este grupo revolucionario y antisistema en un cínico comunicado:

  “Tras haber denunciado públicamente esta escalada de agresiones fascistas, y ante los negativos resultados de las denuncias que habíamos cursado ante instancias policiales, exigimos una reunión con la delegación de gobierno en Madrid el pasado mes de abril. En la reunión mantenida con la delegada de gobierno, Cristina Cifuentes, desgranamos todas las acciones de estas bandas y la impunidad con la que actuaban ante la pasividad de los responsables políticos y policiales del PP. Tras este encuentro denunciamos ante la fiscalía la campaña de acoso, amenazas y agresiones por parte de la extrema derecha de la que el Sindicato de Estudiantes y otras organizaciones y colectivos viene siendo víctima.”

  "Revientan nuestro derecho de reunión infiltrándose en las asambleas, así como el de manifestación también con la misma violencia. Por eso creemos que deben ser ilegalizados y dejar de gozar de impunidad. Para nosotros son terroristas". 
 
 
  Más allá de estas historietas, hay que aclarar varios puntos:

  Tanto Liga Joven como Respuesta Estudiantil son asociaciones completamente legales, ambas están legalmente inscritas en el Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior, y desarrollan su actividad principalmente en el ámbito de colegios, institutos y universidades, los cuales están monopolizados por la izquierda y extrema izquierda, lo que da lugar a conflictos ya que estos grupos no quieren perder terreno en los mismos.

  En ninguno de los hechos que se les imputan han estado involucrados los dos supuestos militantes de Respuesta Estudiantil, por lo que se trata claramente de una detención intimidatoria y con animo de perjudicar a estas dos personas y a la organización por parte de la policía, y que creemos que debería denunciarse por detención ilegal, acoso policial y discriminación ideológica.
 
  Por ejemplo, dos de los cinco hechos en los que se les acusa de “irrumpir de forma violenta” son manifestaciones contra la reforma educativa, donde los militantes de Liga Joven acudieron de forma pacifica para sumarse y participar en una reivindicación por los derechos de TODOS los estudiantes. Pero la extrema izquierda no les permitió participar y fueron llorando a los antidisturbios de la policía para que les expulsara, cosa que hicieron, filiandoles ademas para remitirles posteriormente la Delegación de Gobierno multas por “intentar reventar una manifestación”, cuando hay vídeos http://www.youtube.com/watch?v=n7hCj5wv8tg que demuestran claramente que acudieron en actitud pacifica y con intención de sumarse, cometiendo el grave pecado de portar símbolos propios y banderas de España. Asi pues los que “revientan el derecho de reunión y el de manifestación” de los jóvenes patriotas son los del propio Sindicato de Estudiantes y sus portavoces que hace tiempo que dejaron los estudios. No contentos con pedir la intervención de la policía, en posteriores manifestaciones en Madrid se creó un “Bloque Antifascista Juvenil” con el único propósito de expulsar de las manifestaciones mediante la violencia a todo patriota disidente, siendo esto un claro caso de discriminación ideológica e incitación al odio, dado que las manifestaciones estaban convocadas por múltiples colectivos y abiertas a todos según decían en sus manifiestos.

En otro de los hechos de los que se les acusan, un grupo de jóvenes acudió a retirar de una facultad de Madrid extremadamente politizada por la extrema izquierda todas las pancartas de carácter político, colocando en su lugar una que decía “Universidad No politizada”, sufriendo una persona durante esta acción reivindicativa una agresión por parte de elementos de una asociación de extrema izquierda, que le produjeron lesiones, ademas de sufrir un intento de hurto, teniendo que actuar en defensa propia el resto de participantes en la reivindicación.

En otro hecho, acudieron a una conferencia organizada por el Sindicato de Estudiantes, Contrapoder y otros grupos de extrema izquierda, asistiendo de forma pacifica durante toda la charla. Al finalizar el acto y en el turno de palabras preguntaron a los organizadores que porqué hablan de represión y de libertad de expresión, cuando ellos la niegan y no permiten a los jóvenes patriotas acudir a las manifestaciones por los derechos de TODOS los estudiantes por el mero hecho de llevar una bandera de España. A continuación se mostró una bandera de España, lo que sentó muy mal a los presentes que comenzaron a insultar y agredir a estos jóvenes, teniendo que abrirse paso para salir. De esto hay un vídeo en youtube http://www.youtube.com/watch?v=XspxSiiB7V8 que muestra la realidad de lo sucedido, aunque según el Sindicato de Estudiantes “Entraron con botellas y lanzaron sillas, y hubo varios heridos”.

Resumiendo, las denuncias del Sindicato de Tunantes, unido a que la Brigada de Información tiene que justificar su trabajo y parecer que hace algo en está época de crisis y recortes, han hecho que se unan cinco sucesos aislados en una sola causa, metiendo en el saco ademas a una organización que nada tiene que ver, propiciado así una operación para generar titulares y que parezca que el Gobierno del PP persigue a lo que ellos llaman "extrema derecha".

En caso de que se establezca alguna forma de colaboración o ayuda para recaudar fondos para los gastos de abogados de los imputados informaremos puntualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario