24/10/12

Carta desde prisión

¡Saludos!
Me llamo Juan de Dios Osuna Montañez, aunque todo el mundo que me conoce me llama Juande. Tengo 29 años y soy de una ciudad a las afueras de Barcelona llamada Terrassa. Desde hace 4 años estoy en la prisión de Brians 2 "Barcelona" y estoy condenado a 11 años.
El motivo por el que me estoy dirigiendo a vosotros es porque desde mi celda me gustaría agradecer la solidaridad de todos esos camaradas que desinteresadamente me transmiten, mediante sus cartas, infinitas muestras de apoyo en este duro momento de mi vida. Desearía agradeceros a todos "Vosotros, sabéis bien quienes sois" el esfuerzo que hacéis al buscar un hueco entre vuestros quehaceres diarios para escribirme una carta a prisión, algunos de vosotros incluso sin tener el placer de conoceros personalmente…

Quiero que seáis conscientes de lo mucho que valoro vuestras muestras de afecto, ya que con vuestras palabras hacéis que me dé cuenta de que no todo está perdido, que afortunadamente aún queda mucha gente que merece la pena, conseguís que me sienta orgulloso de nuestro glorioso ideal y me demostráis nuevamente que aquí no se retrocede ni para coger carrerilla. ¡Traidor quién ceda!

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer la extraordinaria labor que están llevando a cabo los camaradas de POW España - Celda 88 así como el resto de personas y proyectos a nivel nacional e internacional en apoyo a esos hermanos y hermanas que, como yo, sufren la represión de este sistema por el hecho de abrazarse a un ideal. ¡Vuestra labor es admirable!.

Por otro lado me gustaría animar a esos hermanos y hermanas que puede que estén leyendo esta humilde carta a que se impliquen en el apoyo y la ayuda a los presos patriotas, ya sea colaborando con las diferentes iniciativas que se realizan como escribiéndoles a sus respectivas prisiones con el fin de que éstos no se sientan solos, ni caigan en el olvido. Recordad que el rival es demasiado fuerte y poderoso, con lo que mañana podéis ser vosotros los que estéis en esta situación.
Por último quiero mandar un saludo y agradecer la falta de apoyo a todos esos que decían ser mis hermanos y se llenaban la boca hablando de camaradería… ya que me habéis ayudado a darme cuenta del tipo de personas que sois, vuestro desprecio así como el de mis enemigos lo único que hacen es ¡alimentar mi fuerza!.



¡SIEMPRE LIBRES SIEMPRE FUERTES!  POW ESPAÑA


No hay comentarios:

Publicar un comentario