7/12/11

El alcohol no es buen amigo

Este skinhead ha sido condenado recientemente a trece años de prisión por el asesinato de un iraquí de 19 años en Leipzig hace algunos meses.
Los hechos ocurrieron tras una noche de juerga de dos skins que se pasaron con la bebida. Lo que ocurrió puede imaginarse.
Lo curioso del caso es que el juez del caso en su sentencia asegura que los dos skins se emborracharon 'a propósito' con el fin de buscar una víctima a la que atacar.
Yo personalmente opino que nadie en su sano juicio se emborracharía para luego asesinar a alguien, es totalmente ilógico. Cada uno debe sacar sus propias conclusiones de este caso pero lo que si pido a todo el mundo que lea este breve comentario es que sea consciente de que el alcohol no es buen amigo y que cuando uno bebe demasiado puede hacer -o decir- algo de lo que luego se arrepienta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario